12

Los primeros pasos para definir un negocio

Tener un emprendimiento no basta con ofrecer servicios y listo. La realidad no es así. Hay que definir una serie de puntos para ordenar nuestras ideas y luego hacer una estrategia de marketing y comunicación digital bien pensada. Estos son los dos primeros pasos para definir un negocio:

Qué voy a ofrecer

Si vas a vender un producto o servicio, tienes que partir por dejar claro, y por escrito, qué es. 

Describir tu idea y pensar si puedes llevarla a cabo, siendo lo más honesta posible. Puede que justo ahora no puedas ofrecer el servicio completo que tienes en mente, pero quizás sí el mínimo posible para empezar.

Por ejemplo, si quieres ofrecer un servicio de belleza y spa, pero no tienes el dinero suficiente como para instalarte con un lugar físico, puedes crear contenido en tu sitio web y redes sociales sobre los diferentes tipos de masajes que existen y sus beneficios, las propiedades que tiene sobre la piel un ingrediente en particular, publicar una secuencia de ejercicios para relajarse en casa, hacer tutoriales sobre cómo hacer mascarillas caseras y cómo aplicarlas, o fabricarlas y venderlas tu misma y hacer las entrega por delivery.

También podrías ofrecer los servicios de masajes y tratamientos de belleza a domicilio. Ese sería tu producto o servicio mínimo viable y está perfecto que, aunque no sea tu negocio ideal, lo hagas de todas formas.

Lo importante es empezar, moverse por ese sueño y llegar al público objetivo que el día de mañana, cuando tu negocio crezca, quiera ir a conocer ese lugar donde te podrán conocer en persona y recibir los servicios que ofreces.

También es importante ser lo más flexible posible con esa idea inicial, porque en el camino vas a querer modificar esa idea de negocio. Por lo que te tienes que permitir esos cambios y no mantenerte atn aferrada a ese proyecto inicial, por más enamorada que estés de él.

Tienes que dejar que el camino te vaya guiando y captar las señales, ver cuáles son las necesidades que no están resueltas de tu clienta ideal para que con tu empresa le des solución.

Libreta, té y anteojos

A quién vas a ayudar

Define cuál va a ser tu público objetivo y date el tiempo de conocer a esa clienta ideal.

No se trata con ponerte en sus zapatos e imaginar cómo pensaría una persona en tal situación. Se trata de investigar a quién vas a ofrecer tu producto o servicio, conversar con esa persona y saber:

  • Dónde vive.
  • Su edad.
  • Qué le gusta y qué le molesta.
  • Cuáles son sus miedos.
  • Cuáles son sus anhelos.
  • Qué necesidades tiene.
  • A qué se dedica.
  • Qué pasatiempos tiene.
  • Con quién vive.
  • Con qué género se identifica.
  • Cuáles son sus hábitos digitales.
  • Nacionalidad.
  • Personalidad.
  • Redes sociales que usa.
  • Estilo de vida.
  • Y un largo etc.

Una forma de poder conocerla y obtener toda esa información es mediante encuestas. Las puedes hacer por Google Forms y pedirles a los contactos que están suscritos a tu lista de mails y tus seguidores en RRSS que la completen a cambio de participar en un sorteo de tus productos o utilizar la herramienta de encuestas de Instagram, por ejemplo, para ir sacando un poco de información de vez en cuando.

Si no cuentas ni con seguidores ni base de datos, pídeles a tus amigos y conocidos que hagan correr esa encuesta entre sus contactos para que te hagas una idea de a quién quieres apuntar.

Es importante que hagas preguntas centradas en las necesidades que piensas cubrir y que puedan responder abiertamente, es decir, evitar preguntas que obliguen a responder con sí o no.

Aquí, 2 ejemplos centrados en el servicio de belleza y spa: ¿cuáles son tus mayores inquietudes al momento de someterte a un tratamiento facial? y ¿por qué es importante para ti mantener una buena salud de tu piel?

Debes tener claro que es un camino que no termina nunca… sí, una nunca termina de conocer a las personas. Y eso es lo entretenido también, porque una vez que sabes quiénes son, que te siguen y te comunicas con ellos, hay muchas formas de conectar con ellas para conocerlas más.

Es importante que te des el trabajo de conocerlas en profundidad, porque solo así podrás ofrecerles productos y servicios que satisfagan sus necesidades, y para ti eso se traduce en ventas.

¿Ya definiste a tu clienta ideal? Cuéntame en los comentarios cómo es, qué busca y cómo la puedes ayudar.

Spoiler Alert: esto la base para redactar los textos de tu sitio web.

Te puede interesar:

Conoce el estilo que debería tener tu sitio web

¿Eres fan de hacer tests?

Escribe tu nombre y correo para empezar el test y conocer qué tipo de sitio web deberías tener según tu personalidad de marca.

Al completar tus datos, también recibirás, cada cierto tiempo, correos con tips e ideas para mejorar tu comunicación de marca. Nada de spam, solo contenido que te va a servir.

¡Sigámonos en Instagram!

Me encanta publicar tips y consejos de diseño web, copywriting y comunicación de marca para que los apliques en tu emprendimiento. También comparto herramientas y plataformas que me han servido, el trabajo de otras emprendedoras y mis procesos de trabajo para que me conozcas mejor. Te espero.

¿Eres emprendedora y ofreces servicios? A través del diseño web estratégico y la escritura persuasiva, te ayudaré a comunicar tu mensaje de marca, conectarte con tu audiencia y convertirlas en clientas.

No te pierdas de nada

Cada semana recibirás tips y consejos para tener la web de tus sueños y comunicar mensajes de marca efectivos. Prometo no ser spam ni compartir tus datos con nadie.